Se trata de una solución higienizante de manos, como los geles limpiadores y desinfectantes que se pusieron de moda hace unos años y que no sé por qué dejamos de utilizar.

En este caso, se trata de unos estuches monísimos  enriquecidos con aloe vera y agentes hidrantantes, que terminan con el 99% de los gérmenes (99%!!!) con una simple pulverización.

 

Las fragancias son Morning Glory (mañanas de gloria), Dew of Dawn (rocío del amanecer), Citrus noon (medio día cítrico), Sunset fleur (atardecer floreciente) o Wood Night (noche amaderada).

Ya los he probado todos y las fragancias son suaves y ricas, todas ellas.

Pero casi tan importante como el producto en sí, es el compromiso social que constituye su cara B: el 20% de los beneficios se destinan a ayudar y luchar contra la crisis del agua.

De esta forma los 30ml de cada pulverizador HAAN se convierten en 134 litros de agua potable en África a partir de la construcción de pozos subterráneos. El primero de ellos está en Benga (Malawi).

Además, la utilización de estos productos suponen en sí un ahorro de agua. ¿Sabéis que gastamos 2 litros de agua de media cada vez que nos lavamos las manos?.

HAAN Higienizante de manos hidratante

5,95 €Precio
AROMAS